916 130 029 info@infogestsur.es

Una de las principales preocupaciones de los conductores es la desinformación que existe acerca de cuándo prescriben las multas de tráfico. Y es que muchas veces las notificaciones no llegan a casa y es difícil saber cuándo caducan. 

Por eso, es importante saber después de cuánto tiempo caduca una multa. Esta puede generarse por superar el límite de velocidad, saltarse un stop o cruzar un semáforo en rojo, entre otras razones. 

En España es muy frecuente la emisión de multas de tráfico. Solo en el año 2021, La Dirección General de Tráfico (DGT) emitió un total de 4.505.867 denuncias, lo que se corresponde a unas 12.345 multas diarias.

¿Las multas de tráfico prescriben?

Todas las multas de tráfico prescriben, ya que tienen un periodo de caducidad. Así que las multas generadas por la DGT y los ayuntamientos tienen un periodo para notificar la sanción y cobrar la multa. Es preciso mencionar que los plazos que tienen los entes reguladores para notificar la infracción cometida varían de acuerdo al tipo de falta.

Cómo saber si una multa de tráfico ha prescrito

La prescripción de las multas de tráfico tienen su punto de partida desde el momento que la instancia encargada de regular estas acciones notifica la infracción para posteriormente ejecutar su cobro. No obstante, debes tener claro que una cosa es la prescripción de una infracción y otra es la sanción.

Plazos para la notificación de una multa de tráfico

En el caso de las infracciones leves, el plazo de notificación es de tres meses, mientras que para las multas más graves es de seis meses. En este caso, cuando se recibe la notificación muy tarde, es preciso aclarar que el conductor no asume la cuantía de la multa.

En cuanto a la sanción, las multas caducan después de cuatro años cuando se trata de sanciones económicas, y un año para el resto. Es preciso destacar que cuando se genera una sanción por tráfico, las personas pueden pagar con labores en beneficio de la comunidad.

Asimismo, la prescripción de las multas de tráfico empieza a considerarse el día siguiente que la Administración declara y firma la multa para establecer la sanción. 

No obstante, no todo queda claro. Los plazos son dilatados, así que lo mejor es recibir la notificación de cuando caducan las multas de tráfico antes del tiempo establecido por la ley. De esta forma, no se generan problemas legales posteriores.

Otras preguntas de interés

Es normal que se generen muchas interrogantes sobre cuando prescriben las multas de tráfico. A continuación, se mencionan algunas preguntas que sirven para aclarar aún más las dudas:

¿Qué hacer si la multa aún no ha prescrito?

Cuando se decide en recurrir la multa, el infractor tendrá un periodo de 15 días laborables para presentar su testimonio o alegaciones al respecto. Este tiempo empieza desde el momento que se recibe la notificación oficial de la sanción.

Para recurrir una multa es necesario presentar un escrito en la jefatura de tráfico de acuerdo a la localidad que resida el conductor. En este documento se deben añadir los motivos por los que se considera que la multa no se acoge a derecho. 

Es importante que este documento indique los datos personales del sancionado (Nombre completo, DNI, teléfono y dirección). Igualmente, se deben colocar los datos de la denuncia, el número de expediente, la fecha de la multa y la matrícula del coche. Además se deben explicar los motivos y las pruebas que sustenten la objeción de la sanción.

En caso de que las pruebas sean desestimadas, el conductor puede presentar un recurso de reposición ante el Ministerio del Interior. Por eso, lo mejor es contratar a un abogado para agilizar los procedimientos legales.

Los plazos varían si he recurrido la multa?

Si el conductor considera que la multa impuesta es injusta o que se ha generado algún defecto de forma, dispone de un plazo de 20 días para recurrir la multa después que haya sido notificada. Asimismo, la ley ofrece la opción de acogerse a un 50% de descuento cuando se acepta la sanción o cuando se paga de manera previa al plazo establecido.  

Un factor que puede ayudar a quienes quieren recurrir una sanción de tráfico es que se haya generado un error en la notificación. Esta puede estar relacionada con escribir mal el nombre o la matrícula del coche. De esta manera, no se podrá demostrar de manera fehaciente la falta correspondiente.