916 130 029 info@infogestsur.es

Se define como transferir un coche al acto de cambiar el nombre en el título de propiedad a un coche que ha sido vendido, donado o cedido. Es un acto legal obligatorio que debe darse sin importar las condiciones bajo las que ha sucedido la transferencia del vehículo.

En tal sentido, dado que es un proceso legal forzoso, existen sanciones muy claras para los responsables de la omisión del trámite. Estas son tanto el comprador como el vendedor del vehículo.

A fin de que conozcas todos los detalles relacionados con la transferencia del coche, aquí encontrarás las respuestas a las preguntas más comunes. Te diremos de cuánto tiempo dispones, quién debe hacer la transferencia y cuáles son las sanciones que sufrirás si dicho papeleo no se realiza.

¿De cuánto tiempo dispones para hacer la transferencia del coche?

La ley es muy clara con respecto a este plazo: Solamente dispones de 30 días después de firmar el documento de compraventa del vehículo. En este período debes realizar el trámite y pago de los impuestos correspondientes para evitar multas por no transferir un coche.

El procedimiento puede tomar algunos días. No obstante, se marca legalmente como iniciado el trámite de transferencia del coche en el preciso momento en el que realizas la solicitud. Esto quiere decir que no serás acreedor de la multa, aunque inicies el trámite durante el día 30, a no ser que no culmines el cambio de titularidad del vehículo.

También debes saber es que el nuevo dueño del vehículo no podrá conducirlo de forma legal hasta que hagas el cambio de titularidad. Su nombre no se encontrará en los registros del DGT y el permiso de circulación correspondiente no estará en regla.

¿Quién ha de hacer la transferencia del coche?

El procedimiento de transferencia de un coche solo es válido cuando realizas una transacción de compraventa entre particulares. En este punto no intervienen entidades jurídicas ni empresas.

Sabido esto, cualquiera de las dos partes puede realizar la solicitud de transferencia. Eso sí, existen ciertas diferencias en la tramitación que debes conocer:

El comprador

El primer deber al que se enfrenta el comprador al realizar la transferencia del coche es el impuesto que debe pagar por dicho trámite. Este corresponde a las tasas de venta en la DGT así como a los gastos de gestoría si los requiere.

No hay ninguna ley que diga que es el comprador quien debe asumir este coste. No obstante, es lo más común al realizar este tipo de trámites.

El otro deber que tiene el comprador al hacer la transferencia del coche es comprobar que la venta es legítima y legal. Para esto debe presentar algunos documentos legales:

  • Original y copia del contrato de compraventa.
  • Copia del DNI o Tarjeta de Residencia del vendedor.
  • Formulario de solicitud de transferencia de titularidad del vehículo firmada por el comprador y el vendedor.
  • Documentos concernientes a la veracidad legal del vehículo:
    • Permiso de Circulación.
    • Tarjeta ITV.
    • Recibo del impuesto municipal de circulación del año anterior.

El vendedor

Si es el vendedor quien decide realizar la transferencia del coche, se hace acreedor de la misma obligación económica. Es decir, del pago de las tasas del DGT así como del coste de la gestoría si lo requiere.

En este caso, no resulta tan necesario comprobar la veracidad legal del vehículo. Es el mismo vendedor quien acredita que la venta de su patrimonio es totalmente legal. No obstante, solicitan los siguientes documentos:

  • Original del contrato de compraventa.
  • Copia del DNI o Tarjeta de Residencia del comprador.
  • Permiso de Circulación nuevo del vehículo en el que figure el comprador como nuevo titular del coche.

¿Qué es la notificación conjunta?

En términos generales, esto tiene que ver con realizar la transferencia de forma conjunta entre el vendedor y el comprador. ambos comparten las obligaciones y evitan las sanciones legales que incorpora la no transferencia del vehículo.

Multas por no transferir el coche

Lo primero que debes saber es que las multas por no transferir el coche serán enviadas por la DGT a nombre del vendedor. Si eres tú, deberás identificar al comprador para evitar pagarlas. El coste de las multas depende directamente del tipo de vehículo y no será superior a los 100 €.

Cada vez que se ponga en evidencia que el coche no ha sido transferido, serás multado nuevamente con una cantidad no superior a los 100 €. Así, hasta que el trámite se realice. 

Todas esas multas seguirán llegando al vendedor. Este deberá emitir una denuncia en la que identifique al comprador e inicie un proceso legal para transferir el coche y evitar las multas.

¿Existe otro tipo de sanciones por no transferir el coche?

No propiamente. Es decir, siempre recibirás multas por no transferir el coche, hasta que el procedimiento se haya concluido. Sin embargo, sí hay otras sanciones por no pagar las multas correspondientes a la no transferencia del coche.

Al agotar las vías administrativas, el ente encargado puede decidir si hacer un recargo de hasta el 5% por cada multa. Además, se estudiaría la posibilidad de quitar la licencia al responsable, que en primera instancia es el vendedor.